domingo, 05 Oct 2014

Evitando la separación: emergencia y cuidado tutelar de respiro

Partnership for Every Child (P4EC) trabajó en el campo de separación familiar por más de 20 años y se ha centrado recientemente en la emergencia de desarrollo y cuidado tutelar de respiro como medidas preventivas para apoyar a los niños y familias en crisis. Estas dos formas de cuidado proveen ubicaciones de acogida a corto plazo donde pueden cuidar a un niño cuando su familia de origen recibe ayuda para afrontar sus problemas. En el caso de cuidado de emergencia, se hace como respuesta a una crisis inmediata y el cuidado de acogida es más un medio para aliviar la presión a largo plazo de los padres de los niños con discapacidades, proporcionándoles un breve descanso.

En P4EC trabajamos con la prevención de orfandad social y el desarrollo de servicios sociales innovadores, incluyendo cuidado de padres profesional (cuidado de acogida).

Históricamente hubo familias en Rusia que se preocuparon por los niños de sus familiares y otros, desde las épocas de los Zares. En aquellos momentos, según la legislación rusa, si una familia tomaba un huérfano a su cuidado recibía el beneficio por apoyo familiar. Se asemejaban a una familia adoptiva aunque se la llamaba de otra manera y era una práctica bastante normal en pequeños pueblos y villas.

Con estos inicios, el cuidado de acogida formal pudo haber sido desarrollado en Rusia antes, pero eventos más importantes llevaron a la creación de orfanatos. Solamente ahora estamos regresando a una situación «normal» donde los niños permanezcan con y sean cuidados por parientes, amigos, vecinos y otras personas a las que les importan.

P4EC enfrenta la prevención de la orfandad social y ha desarrollado servicios para apoyar a la familia biológica.  Durante 20 años trabajamos con familias que enfrentan crisis por razones diferentes, que separan a los niños de los padres. Notamos que nos faltan servicios que nos ayuden a mantener a un niño en su familia.  Por lo tanto desarrollamos un servicio llamado «separación preventiva», una forma de «ubicación de crisis a corto plazo».  Esto involucra la ubicación de niños con cuidadores de acogida profesionales si algo está sucediendo en la familia biológica y los padres no pueden dar cuidado temporal a un niño.

Cuando una madre abandona a un niño (en una institución) tras haber dado a luz, no necesariamente significa que no lo quiere. A veces se da el caso de que una madre no puede cuidar a un niño pues no tiene dónde llevarlo. Tenemos muchos casos así. Reintegramos a los niños a sus familias más adelante, por lo que durante un mes o mes y medio, un niño es ubicado con la familia de acogida profesional y luego puede regresar a casa.

Estoy muy feliz de ser parte de Family for Every Child pues entrega grandes oportunidades, como nuestro reciente viaje de estudios a Londres (LINK) para compartir conocimientos, creando programas, oportunidades para trabajar en programas educacionales e investigación conjunta, así como también conciencia de especialistas mundiales.

Espero sinceramente que las cosas cambien para mejor en Rusia. Creo que en diez años habrá más respeto hacia los niños y una comprensión de sus derechos. Con mucha frecuencia pueden suceder cosas; se ubica a los niños con familias o instituciones de acogida sin comunicación previa o una explicación de lo que se hace. Me gustaría que los niños sean informados, consultados y que disfruten de más respeto. Creo que cambiará dramáticamente la situación.

Miembro: Partnership for Every Child      Tema: Foster Care